TODO lo que necesitas saber SOBRE DIVORCIOS

Te lo explicamos todo sobre divorciarse: qué es un divorcio, tipos de divorcios, cuánto cuesta, convenios reguladores, custodias, etc., explicado de forma útil y sencilla.

¿Qué es un divorcio?

Imagino que nunca pensaste tener que ponerte a buscar información sobre divorcios. Si estás buscando información sobre cómo se realiza un divorcio porque, en tu caso, tienes hijos y sabes lo que entraña, porque antes de tenerlos prefieres finalizar con la relación, porque no funciona y lo sabéis y estás tomando una decisión que sabes que es importante pero también necesaria, porque sabes que no es lo que esperabas de esta relación e intuyes que podría haber sido otro el final o porque, en definitiva, tienes que aceptar esa derrota, tranquilo, te explicaremos todo lo que tienes que hacer y saber para conseguir el divorcio.

Infórmate bien, divórciate en condiciones, sabiendo lo que haces y lo que significa, y que una derrota no sean dos.

En primer lugar tienes que saber qué es un divorcio, pero no para ti, tú ya sabes qué significa divorciarse, especialmente a nivel emocional, sino para el Estado. La ley es clara y pasa por encima de tus sentimientos, de tus explicaciones y de tus motivos. Da igual para la ley si tienes razón tú o es él/ella la que la lleva.

Según la ley, un divorcio es la ruptura legal de un matrimonio, después de que uno o los dos cónyuges lo solicite y se cumplan los requisitos previstos.

Es decir, cuando se cumplen los requisitos que prevé la ley, el divorcio pone fin a un matrimonio, rompiendo el contrato económico que los une y dando libertad a los cónyuges a casarse con otra persona.

Desde el año 2005, y gracias a la introducción del nuevo divorcio exprés, los requisitos y plazos que se tienen que superar para que sea efectivo un divorcio son menos y más cortos respectivamente, facilitando la ruptura y poniendo en marcha antes las custodias y pensiones correspondientes.

 

Puntos clave de un Divorcio

Ahora viene una de las partes clave de un divorcio, después de saber que vas a poner fin a una relación (también económica), tenéis que decidir cómo será esta relación a partir de ahora. Puedes poner fin a la relación con un divorcio de mutuo acuerdo, es decir, negociando todo lo que os une y que se tiene que separar (incluido hijos si los hay) y llegando a una solución pactada. Suena bien, dentro de lo malo.

Pero también puedes no querer hacerlo y tendrás trescientos motivos. Quizá no es posible o no ves viable una solución pactada y prefieres que sea el juez quien lo haga. A esta forma de separación se la conoce como divorcio contencioso. No es la más vistosa de las opciones, pero puede ser el camino más recto para conseguir el divorcio.

Habitualmente, y sobre todo si tienes hijos en común, se recomienda la primera opción, la del divorcio de mutuo acuerdo porque, en general, son procedimientos más cortos, menos dolorosos, amistosos y económicos, además de suponer un beneficio directo para los hijos.

Sin embargo, el divorcio contencioso es necesario y resuelve aquellas separaciones que se enquistan, que no logran pactar por sí mismas y requieren de un tercero que arbitre, en este caso un juez, poniendo fin de manera definitiva a una relación incapaz de ponerse de acuerdo.

Cómo es el divorcio en España  

Repartición de responsabilidades

Sea del modo que sea, tanto si es de mutuo acuerdo como si es por la vía del juzgado, se tienen que repartir los bienes, establecer las custodias, el régimen de visitas y las pensiones.

Otro de los puntos importantes de un divorcio son los trámites. Sin ellos no podrás divorciarte, así que es importante que tengas claro todos los papeles y plazos que necesitas cumplir para ello.

Como ya avanzamos más arriba, si has decidido realizar un divorcio de mutuo acuerdo, por ley sólo es necesario que un profesional os acompañe en el procedimiento. Sin embargo, si se trata de un divorcio contencioso, por ley estarás obligado a acudir con un abogado y con un procurador.

Lo primero que se realiza en un divorcio de mutuo acuerdo es un Convenio Regulador que se presentará en los juzgados. Una vez redactado, los dos cónyuges reconocen que están de acuerdo con la ruptura matrimonial y lo firman. Este documento se envía al Ministerio Fiscal, quien emite o no un informe favorable y es el juez el que emite una sentencia, pudiendo registrarse el divorcio en el Registro Civil en unos tres meses, si todo va rodado.

En cambio, en un divorcio contencioso el tiempo es mayor, pudiendo superar el año en muchos casos porque depende del juzgado que te corresponda.

En primer lugar, se realiza una vista previa. Después se tienen que atender todos los requerimientos, informes y demás pruebas y recursos, extendiendo el proceso mucho más que en casos de divorcio de mutuo acuerdo.

Sabiendo esto, recomendamos que te asesores bien y busques la solución que más te interese a ti y a tu pareja, buscando soluciones basadas en el pacto y en el acuerdo mutuo, intentando establecer una relación a futuro que minimice el daño y el impacto sobre los hijos.

 

¿Qué Tipos de divorcio hay?

Existen diferentes maneras de encarar una separación y, dependiendo de algunas características, el divorcio al que te enfrentas puede ser muy diferente. Si estás dispuesto a cumplir con los requisitos que supone realizar un divorcio exprés, por ejemplo, probablemente el proceso de separación te cueste 3 meses o quizá un poco más. Sin embargo, si tu caso es un divorcio contencioso con 3 hijos, sin acuerdos y con documentación a revisar, es posible que tu divorcio requiera un año o quizá más para hacerse efectivo.

Por lo tanto, dependiendo de tus circunstancias, puedes encontrarte con divorcios tipo:

  • Divorcio expréss
  • Divorcio con hijos
  • Divorcio contencioso
  • Divorcio notarial
  • Infórmate bien acerca del tipo de divorcio al que te enfrentas, por la documentación que tendrás que preparar, por los profesionales que tendrás que contactar y con el tiempo que vas a tener que emplear para resolver tu divorcio.

         

    Preguntas frecuentes sobre divorcio

    Os facilitamos información sobre dudas relacionadas con divorcios respondidas de forma sencilla y práctica:  

    ¿Puedo divorciarme si mi pareja no quiere?

    Sí, tu pareja no podrá oponerse al divorcio bajo ninguna circunstancia, aunque sí puede oponerse a las consecuencias del mismo y su procedimiento. Esta disconformidad, se muestra en el divorcio contencioso cuando cada cónyuge indica en la demanda y en la contestación a la demanda su propio convenio regulador, reflejando los efectos del divorcio:
  • Guardia y custodia de los hijos comunes y régimen de visitas;
  • Pensiones compensatorias;
  • Liquidación del régimen de gananciales;
  • Atribución del uso de la vivienda y cargas del matrimonio.
  • Es decir, basta con que uno de los cónyuges muestre su deseo de extinguir el vínculo matrimonial para proceder al divorcio o separación, sin necesidad de alegar causa alguna.  

    ¿Dónde voy para divorciarme?

    La demanda debe presentarse ante el Juzgado de primera instancia o en su caso de familia del lugar del domicilio conyugal.

    En el caso de residir los cónyuges en distintos zonas, será el tribunal competente, a elección del demandante o de los cónyuges que soliciten la separación o el divorcio de mutuo acuerdo, el del último domicilio del matrimonio o el de residencia del demandado.

    Los que no tengan domicilio ni residencia fijos, podrán ser demandados en el lugar en que se hallen o en el de su última residencia, a elección del demandante y, si tampoco puede determinarse así la competencia, corresponderá ésta al tribunal del domicilio del actor.

    En el procedimiento de separación o divorcio de mutuo acuerdo, será competente el Juez del último domicilio común o el del domicilio de cualquiera de los solicitantes.

    En los procesos que versen exclusivamente sobre guarda y custodia de hijos menores o sobre alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores, será competente el Juzgado de Primera Instancia del lugar del último domicilio común de los progenitores. En el caso de residir los progenitores en distintos partidos judiciales, será tribunal competente, a elección del demandante, el del domicilio del demandado o el de la residencia del menor.

     

    ¿Cuánto tiempo tengo que pasar casado antes de poder divorciarme?

    Para proceder al divorcio o separación deben haber transcurrido al menos tres meses desde la celebración del matrimonio. No obstante, no será preciso esperar al transcurso de este plazo de tres meses en aquellos casos en los que se acredite la existencia de riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante o de los hijos.  

    ¿Qué diferencias hay entre separación y divorcio?

    El divorcio extingue el vínculo matrimonial, mientras que la separación no. Extinguir el vínculo matrimonial permite a la persona contraer de nuevo matrimonio con otra persona. La separación produce la suspensión de la vida común de los casados, cesando la posibilidad de vincular bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica, pero el vínculo matrimonial no se rompe.  

    ¿Es posible la reconciliación si ya he iniciado el proceso de divorcio?

    Si la reconciliación se realiza antes de que se dicte sentencia, la tramitación del procedimiento se paraliza y por tanto no se llega a extinguir el vínculo matrimonial. Por otro lado, si se realiza después del divorcio, obliga a los cónyuges a contraer de nuevo matrimonio.  

    ¿Puedo divorciarme en España siendo inmigrante?

    Los tribunales españoles son competentes en caso de divorcio para inmigrantes o Nacionales siempre y cuando se cumpla alguna de estas normas:
  • los Juzgados españoles debe de ser examinada de oficio por los mismos.
  • Los juzgados españoles serán competentes si en España se encuentra
  • la residencia habitual de los cónyuges, o el último lugar de residencia habitual de los cónyuges, siempre que uno de ellos aún resida allí; o
  • la residencia habitual del demandado; o
  • en caso de demanda conjunta, la residencia habitual de uno de los cónyuges; o
  • la residencia habitual del demandante si ha residido durante al menos un año inmediatamente antes de la presentación de la demanda; o
  • la residencia habitual del demandante en caso de que haya residido allí al menos los 6 meses inmediatamente anteriores a la presentación de la demanda y de que sea nacional español: o
  • si ambos cónyuges son nacionales españoles
  •  

    ¿Cuándo me puedo volver a casar?

    Si te has divorciado puedes volver a contraer matrimonio, pero no por la Iglesia. En cambio, si te has separado, no. Esta nueva boda, sólo se podrá celebrar por lo civil si la anterior se realizó por la iglesia. Este sólo sería posible si el tribunal eclesiástico considera que concurren las causas para declarar nulo el matrimonio.  

    ¿Qué documentación necesito para divorciarme?

    Para divorciarte necesitarás presentar los siguientes documentos:
  • Certificado de matrimonio que expide el Registro Civil de la localidad donde se celebró el matrimonio.
  • En el caso que los haya, certificado de nacimiento de los hijos que se solicitará en el Registro Civil.
  • La propuesta de Convenio Regulador, firmado por ambos cónyuges en el caso del divorcio de mutuo acuerdo.
  • Algunos Juzgados exigen además la aportación del certificado de empadronamiento o acreditación del domicilio de residencia del matrimonio.  

    ¿Cuánto dura divorciarse?

    El proceso va a depender de si es de mutuo acuerdo o contencioso, así como el tipo de acuerdo de los cónyuges para proceder a la liquidación del régimen de gananciales. Dependiendo de muchos factores y de la voluntad de las partes, la horquilla puede ser muy amplia: puedes encontrarte con que el proceso puede realizarse en 3 meses, pero también es posible que dure años.  

    ¿Cuánto cuesta un divorcio?

    El precio del divorcio puede variar mucho: en función del acuerdo o no de los cónyuges y de la complejidad del mismo, en cuanto a la existencia de hijos comunes o régimen económico.  

    ¿Es obligatorio la asistencia de Abogado y procurador?

    En el procedimiento contencioso, es decir sin acuerdo en el convenio regulador, cada cónyuge tiene que estar representado por Abogado y Procurador. Para los divorcios de mutuo acuerdo, pueden valerse de un solo abogado y procurador.

    ¿Te gustó la información? ¡Compártela!

    ¿Ayuda con tu divorcio?

    Encuentra un abogado experto en divorcios de confianza, con experiencia y cerca de ti, gratis y sin ningún compromiso. Elige entre una red extensa de abogados de todas las especialidades y por toda España. Te proporcionamos varios abogados especialistas para que elijas el que más se ajuste a tu necesidad.