Divorcio Exprés con Régimen de Visitas para Mascotas

Cada vez es más habitual el caso en el que, con hijos o sin ellos, al llegar al momento del divorcio, se encuentran con el problema del perro o del gato. ¿Qué hacemos con la mascota de la casa? ¿Qué hacemos con el perro o el gato? ¿Se  puede compartir con un régimen de visitas para mascotas?

regimen visitas mascotas imagen

Cuando hay niños menores en el matrimonio, es habitual tener una mascota, principalmente un perro, que se queda en la casa donde vayan a estar los menores. En muchas ocasiones, este aspecto ni siquiera se menciona en el Convenio Regulador de Divorcio exprés. También sucede que, cuando no hay hijos, para muchas parejas sus mascotas son tan queridas que ninguno quiere renunciar a estar con ellos o a sus cuidados.

 

 

Perros con Régimen de Visitas después del Divorcio Express

A esta letrada se le han dado varios casos en los que los esposos han solicitado dejar recogido por escrito cómo regular la “custodia “ o “ visitas “ de sus perros. Como mi criterio es aprovechar el Convenio Regulador, como contrato privado que es entre los cónyuges, para regular todos sus acuerdos, en varios divorcios express he dejado regulado un régimen de visitas respecto a perros. En unas ocasiones ha sido uno de los cónyuges el que se ha quedado con el perro en su casa y el otro ha establecido un régimen de visitas para verlos (similar al de los menores, una o dos tardes entre semana, fines de semana alternos y mitad de vacaciones) y en otras han establecido un símil a una “custodia compartida”.

El riesgo que se corre al regular estos temas en el convenio de divorcio exprés es que el Juez de Familia encargado del proceso diga que el tema de las mascotas no viene legislado en el Código Civil y que no va a admitirlo. En ese caso lo que deben hacer entonces los cónyuges es dejar el tema de las mascotas fuera del convenio regulador de divorcio exprés y hacerlo en un contrato privado entre ellos.

Sin embargo, a día de hoy, son varios los Juzgados de Familia que han aprobado convenios reguladores de divorcio exprés que contenían regulaciones respecto a los perros del matrimonio.  Aquí se muestra un ejemplo de cómo se regula un régimen de visitas de unos perros u otra mascota del matrimonio, con un régimen análogo a la custodia compartida.

 

¿Quién se hace cargo de los cuidados de la mascota tras un divorcio?

Tras producirse la ruptura matrimonial y querer ambos cónyuges continuar con el cuidado y atención de los perros, se puede acordar que ambos seguirán haciéndose cargo del cuidado de los perros de la siguiente manera:

Ejemplo de acuerdo para el cuidado de mascotas tras un divorcio:

En periodos normales, no de vacaciones cada uno se hará cargo de los perros una semana. Las semanas se disfrutarán desde el domingo a las 17 h de una semana hasta el domingo siguiente a las 17 h, haciéndose la entrega y recogida de los mismos siempre en el domicilio de quien haya tenido esa semana a los perros. En los periodos de vacaciones (Navidad, Semana  Santa y Verano ) los cónyuges se harán cargo del cuidado de los perros de la siguiente manera:

Las vacaciones de NAVIDAD serán divididas por mitades, correspondiendo un periodo a cada uno de los cónyuges,  que será distribuido según el común acuerdo de ambos, alternando cada año las festividades con el fin de poder disfrutar alternativamente ambos progenitores las mismas.

Para el supuesto de desacuerdo corresponderá la primera mitad en los años pares al esposo  y los años impares a la esposa y la segunda mitad en los años impares al padre y la primera mitad en los años pares a la madre.

Los periodos vacacionales de NAVIDAD que se establecen son:

Las vacaciones de SEMANA SANTA, serán disfrutadas en su integridad por un cónyuges cada año, correspondiendo al esposo en los años pares y a la esposa en los  años impares.

Respecto a las vacaciones VERANO, corresponderá  cada año a un cónyuge, y a falta de acuerdo, en los años pares, a la esposa el mes de julio  y al esposo  el mes de agosto y en los años impares, a la esposa el mes de agosto y al esposo el mes de julio.

La recogida se realizará en el lugar y domicilio de quien en ese momento tenga a los perros.

 

Contribución a los gastos del cuidado de una mascota tras un divorcio

La semana  o temporada de vacaciones que  cada cónyuge se haga cargo de los perros, éste asumirá todos los gastos de alimentación, higiene y cuidados de los mismos. Así mismo ambos cónyuges se comprometen a asumir al 50 % los gastos de seguro, vacunación u otros gastos necesarios de los perros.

En conclusión, recomendamos que no dudéis en regular lo que queréis hacer con vuestras mascotas, pues ya hay casos en los que se ha aprobado.

¿Útil la información? ¡Compártela!

¿Alguna consulta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados