Consejos para una buena Custodia de tus hijos

A la hora de establecer la custodia de los hijos es importante evitar conflictos en el tema de la patria potestad y la custodia. Por ejemplo, es importante no hacer sentir, ni al progenitor ni al custodio, que hay despreocupación sobre los hijos o no se tiene en cuenta su opinión para nada.

consejos recomendaciones custodia hijos imagen

Para evitar errores de este tipo, la mejor recomendación es establecer desde el principio del divorcio unas pautas entre ambos progenitores, como por ejemplo la forma de comunicación sobre los hijos, las personas ajenas y la familia y qué decisiones se han pensado tomar al respecto.

 

Cuáles son las principales recomendaciones para pactar la mejor custodia para tus hijos

Si tienes que pactar con tu pareja el Convenio Regulador sobre la custodia, existen diferentes maneras de realizarlo, pero pocas para llevarlo al mejor término, es decir, con un resultado que convenza a ambos y, lo más importante, para los hijos.

Si quieres minimizar los problemas que suelen surgir tras una custodia, sigue las siguientes recomendaciones, te servirán para ponerlo en práctica en tu familia.

Con ejemplos concretos, tratamos de ilustrar un contexto que sirva como ejemplo para poner en práctica un estilo de comunicación con la pareja que ayude a construir una custodia que contente al conjunto familiar y ayude a minimizar el impacto que un divorcio supone para los hijos.

 

Consejos sobre la información Escolar de tu hijo

Si quieres tener acceso a la información educativa de tu hijo después de haberte divorciado, tienes que saber que tienes que solicitar en la escuela que se dupliquen notas, circulares sobre actividades, programas educativos, etc.

Esto supone que, a partir de ahora, salvo acuerdo ajustado entre cónyuges, deberán acudir los dos a las reuniones de padres y a las tutorías personales (ya sea juntos o por separado).

Otra de las opciones es que uno de los dos cónyuges se haga cargo del contacto con el colegio. Es habitual que esta figura sea la madre que, al tener la custodia, es la que también acude al colegio, habla con profesores y asiste a tutorías y reuniones. El padre sólo recibe toda la información de la madre.

Es importante saber que los padres tienen derecho a decir en el colegio que están divorciados y a pedir, si así lo desean, que se les mantenga informados respecto a sus hijos.

 

Consejos para comunicar la información referente a los hijos

En caso de divorcio, las familias con hijos que tienen que compartir un régimen de visitas y un horario preestablecido, sufren una reducción de la comunicación, tanto entre ellos como con todo lo referente a los hijos. La relación con la pareja sobre este tema es muy importante y tiene que quedar muy claro antes, para que luego sea más fácil, tanto para mejorar todo lo que sea posible la relación con el propio cónyuge, como con el hijo.

De este modo se ahorran suspicacias, malentendidos y la comunicación sella una relación ejemplarizante.

Por ejemplo, la mejor manera de comunicar todo lo referente a los hijos es hacerlo en persona, de viva voz, cuando por ejemplo se produce el intercambio de los niños. También se puede hacer por teléfono, según la ocasión lo requiera o mediante correo electrónico. De este modo, además, se deja constancia de la comunicación y se evitan reproches.

En este caso, aprovechando las nuevas tecnologías, muchos padres escanean todas las circulares del colegio, las notas, los informes médicos, etc. y se las hacen llegar al otro progenitor por e-mail.

Otros optan por escribir notas al otro progenitor y meterlas en la mochila o maleta de los menores, pero aquí se corre el peligro de que los menores vean algo que no es necesario que vean.

 

Consejos para comunicar la información de la salud de tu hijo

Respecto a la salud de los hijos, lo más habitual es que el custodio sea el que lleve a sus hijos al médico, al oculista, dentista, a las revisiones, etc. No es necesario que el otro progenitor acuda a las consultas, pero sí es conveniente que esté informado del resultado de estas consultas. Cuando algo es necesario para la salud del menor como poner gafas, ortodoncia, ortopedia, no es algo a decidir, hay que hacerlo.

El problema viene cuando un hijo necesite ponerse una ortodoncia. Cuando algo conlleva una repercusión económica, el gasto queda al margen de la pensión de alimentos y entra en lo conocido como gastos extraordinarios y va a tener que ser sufragado entre los dos padres al 50%.

No puede ser que el progenitor no custodio, por no tener ese gasto de gafas o de ortodoncia, no esté de acuerdo y no se haga cargo. La decisión debe ser en beneficio del menor y, en caso de discrepancia, es el juez el que decide. Lo normal es que apruebe la medida a adoptar y el gasto. Tampoco puede ser que el progenitor custodio, de pronto, entregue un viernes a su hijo con gafas al otro progenitor  dándole la factura para que le abone “su mitad” sin ni siquiera haberle comentado que iba a ir al oculista, que necesitaba gafas, que iba ir a la óptica, etc.

En resumen, lo importante es la comunicación: ambos padres tienen que ser partícipes de la vida de sus hijos. Además, lo que decidan tiene que estar siempre orientado al beneficio de los hijos, algo que siempre tiene que ser prioritario.

 

¿Útil la información? ¡Compártela!

¿Alguna consulta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados