Cómo divorciarse. Guía completa paso a paso

Si estás pensando en divorciarte, es importante que tengas presente una serie de cuestiones que determinarán el futuro de la relación que estás a punto de poner fin. Hablamos de los pasos a seguir para conseguir el divorcio, una separación que supone la ruptura y separación de la convivencia, del establecimiento de un convenio regulador que rija pensiones de alimentos, régimen de visitas, custodias de hijos, etc.

A continuación, los pasos a seguir hasta conseguir el divorcio, desde el momento en el que tomas la decisión hasta que consigues los papeles del divorcio.

 

1. Llegar o no a un acuerdo con el cónyuge

Lo primero que tienes que hacer cuando has decidido divorciarte de tu mujer o marido es preguntarte cómo quieres que sea el divorcio: ¿Vas a divorciarte de acuerdo con él o ella o, por el contrario, quieres iniciar un divorcio contencioso?

¿Qué significa esto? Si quieres divorciarte de tu mujer o marido y ella/él lo sabe y también está de acuerdo en hacerlo, los trámites, los tiempos y los requerimientos son muy diferentes que si decides hacerlo por la vía judicial.

En primer lugar, si decides divorciarte de mutuo acuerdo sólo necesitáis un abogado y un procurador para solicitar el divorcio. Algo muy diferente a que si decides realizar un divorcio contencioso. En este caso, cada uno de los cónyuges deberá acudir con su abogado y procurador, además de tener que acudir a vistas con el Juez, que será quien decida los términos del divorcio y establecerá las condiciones del convenio regulador.

Lo más importante es tener claro lo que significa cada una de estos caminos. Hacerlo de mutuo acuerdo puede llevar incluso a la solicitud de una mediación familiar, un proceso en auge que también hace posible el divorcio de una forma que incluso empodera aún más a los progenitores en la forma en que se pacta el convenio regulador, custodias y pensiones.

Elegir un camino u otro hará muy diferente el proceso de divorcio, entrañando mucho más tiempo el divorcio contencioso del que demora un divorcio express o una mediación.

2. Elegir un abogado y un procurador

Si te quieres divorciar necesitarás contratar, por lo menos, a un abogado y un procurador para resolver el proceso de divorcio.

Si has decidido hacerlo de mutuo, sólo necesitaríais un abogado y un procurador para los dos que se hagan cargo de los procesos legales necesarios para llevar a cabo un divorcio.

En cambio, si has iniciado un divorcio contencioso, cada uno de los cónyuges acude con un abogado y un procurador.

Contrata un abogado y un procurador, y en el caso en el que hicieras un divorcio ante notario, sólo necesitarías un abogado.

Si eliges la opción de la mediación, también puedes solicitar la figura del mediador, figura en auge que tiene la capacidad de establecer un acuerdo entre las partes que sirva como documentos legalmente válidos, como por ejemplo el convenio regulador que se pacte.

 

3. Redactar el Convenio Regulador

En todo divorcio es necesario que se redacte el convenio regulador. La diferencia está en si lo redactas tú y ella por separado o lo acordáis juntos.

En los divorcios exprés, al ser de mutuo acuerdo el convenio regulador que se redacta está regido por la voluntad de ambos, permitiendo que el contenido no tenga que redactarlo un Juez. En este caso, sólo velarán por los intereses de los hijos y de no vulneración de leyes.

En cambio, en un divorcio contencioso, será éste el que lo redacte por falta de acuerdo entre cónyuges. Esto significa que los tiempos se demoran más y que el divorcio puede no resolverse antes de un año.

 

4. Enviar la demanda al cónyuge

Lo normal es que un divorcio no venga de sorpresa y la pareja lo hable antes de  iniciar los trámites. Sea como fuere, en el momento en el que inicies el proceso de divorcio, tienes que informar a tu cónyuge y enviarle una demanda de divorcio vía Email.

Esta demanda debe incluir las condiciones que éste plantea recogidas en un convenio regulador. En el momento de recibirla, la otra parte tiene un plazo de 20 días hábiles para contestar. Para ello, es necesario un abogado y un procurador porque se dará a conocer la conformidad o no con lo que se solicita, además de incluirse las medidas que se van a querer solicitar, como son la custodia, el régimen de visitas o la pensión de alimentos que ésta propone.

5. Presentación de la documentación requerida

Una vez estés en disposición de afrontar el divorcio, el profesional que contrates te informará acerca de la documentación que necesitas presentar para que el divorcio se haga realidad.

Esta documentación mínima y necesaria para divorciarse es:

Algunos Juzgados exigen además la aportación del certificado de empadronamiento o acreditación del domicilio de residencia del matrimonio.

 

6. Vista oral con el Juez

En caso de haber iniciado un divorcio contencioso, después de la solicitud de divorcio, el Juez valorará las circunstancias personales de los cónyuges y celebrará una Vista oral, donde se presentan pruebas que apoyen la documentación y el relato de cada una de las partes, para que éste las tome en cuenta en su dictamen final.

A esta vista oral es obligatorio acudir, salvo que se presente un justificante válido. No acudir supone aceptar las condiciones de divorcio de la otra parte.

 

7. Resolución

Una vez llegados a este punto, ya sólo queda esperar a la resolución del Juez, que será quién dictaminará la concesión del divorcio y el convenio regulador que establezca los nuevos acuerdos entre la pareja con respecto a bienes, hijos y responsabilidades compartidas.

El Juez tomará un tiempo para evaluar las pruebas, minimizar el daño y las consecuencias de la ruptura para lo hijos, estableciendo pensiones, custodias y demás responsabilidades de cada uno de los progenitores y redactarlos en una resolución judicial que te concedería el divorcio.

El proceso puede demorar más o menos, dependiendo de si has decidido optar por una mediación, un divorcio de mutuo acuerdo o si has iniciado un divorcio contencioso.

En orden de mayor a menos, los divorcios de mutuo acuerdo son los que demoran menos porque se ahorran todo lo que supone llegar a un acuerdo en el convenio regulador, punto clave de todo divorcio. En estos casos, el divorcio puede obtenerse en unos plazos de 3 meses.

La mediación familiar puede también demorar muy poco tiempo porque establece la comunicación como eje de construcción del convenio regulador, consiguiendo tiempos récord en la obtención de acuerdos gracias a valores como el respeto, la comunicación y la empatía.

El divorcio contencioso es el que puede demorar hasta más de un año, dependiendo del número de hijos en común, la documentación presentada y la complejidad del caso.

 

¿Útil la información? ¡Compártela!

Relacionados

¿Alguna consulta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Ayuda con tu divorcio?

Encuentra un abogado experto en divorcios de confianza, con experiencia y cerca de ti, gratis y sin ningún compromiso. Elige entre una red extensa de abogados de todas las especialidades y por toda España. Te proporcionamos varios abogados especialistas para que elijas el que más se ajuste a tu necesidad.